La historia de nuestra iglesia - Misonero fundador Jaime Evans y su esposa Sharon

Jaime Evans nació por segunda vez la noche del 5 de noviembre de 1951, cuando tenía 19 años. Esa noche asistió a una reunión de la Iglesia Bautista en Michigan (EEUU), porque sabía que debía arreglar las cuentas con Dios. Algo dentro suyo le decía que las cosas no estaban bien. También, la vida que él veía en los cristianos, el amor que se tenían unos a otros, le llevaron a pensar que había algo que le faltaba.
Al finalizar la reunión, habló con una de las personas que asistía a la iglesia allí quien le contó acerca de lo que Jesús había hecho por él, morir en su lugar, y de que sólo bastaba creer y recibir a Cristo para poder arreglar las cuentas con Dios. “Porque para ir al cielo sólo se necesita confiar en Jesucristo, no en obras como ir a la iglesia o portarse bien”, afirmó Don Jaime.


Luego de aquella noche, Jaime comenzó a asistir a la iglesia, pero muy dentro suyo sabía que debía hacer algo más que sólo ir  a las reuniones, fue entonces que hablando con el pastor, tomó la decisión de ir a estudiar la Biblia para aprender y poder enseñar a otros. Siete meses después ya estaba en el Seminario Bautista de Nueva York, donde cursó por seis años; dos años antes de terminar se casa con Sharon, después de cinco años de noviazgo.
Ya terminando su sexto año, en una Conferencia Misionera, Jaime escuchó a un hombre que trabajaba en Perú, por el río Amazonas, quien comentó que estaba pidiendo a Dios que mandara 10 matrimonios para ayudar allí, es en ese momento que Dios le muestra el camino a seguir… destino: Perú!
Luego de un tiempo en Costa Rica, donde fueron capacitados para el trabajo en Perú y asimismo aprendieron español, viajaron hacia ese país en mayo de 1965. Llegaron a Lima, donde tuvieron que esperar por un mes por los papeles.
En Perú estuvieron por 12 años fundando iglesias a lo largo del río Amazonas y ayudando a las personas del lugar no sólo en lo espiritual sino en el cuidado de niños de aquellos padres que necesitaban trabajar, convirtiéndose en padres adoptivos de 12 niños. Fue allí en Perú donde nacería su primera hija Brenda.
A raíz de una enfermedad, Jaime tuvo que suspender por 6 meses su trabajo en Perú para su recuperación. Pero al querer regresar se encontraron con el problema que no les renovaron las visas. Sin otra opción, regresaron a Estados Unidos.
El fundador del Instituto Bíblico Palabra de Vida invitó a los Evans a comenzar una iglesia en Argentina, en un primer momento rechazaron la invitación, aunque seguían en contacto.
Es así que después de dos años en EEUU, tras pedir en oración la guía de Dios es que deciden viajar a Argentina en 1978, y ya eran cuatro!!! Se había sumado a la familia la llegada de su hijo Brian.
En 1979, tres meses después de su llegada, reciben  a la Familia Greendslade quienes serían sus nuevos compañeros de ministerio.
Las reuniones se iniciaron en la casa de los Greendslade en Carapachay. Luego pasaron a un salón de fiestas hasta que se compró el viejo cine de Carapachay que hacía 10 años que se encontraba cerrado.
Después de muchos arreglos y limpieza, el viejo cine comenzó a reunir personas, pero con un nuevo propósito compartir el Evangelio y Glorificar a Dios!!!

Información de contacto

Alfredo Guido 3468, Carapachay
Argentina.
info@ibmcarapachay.org.ar

Redes Sociales

Formulario de contacto