Pastor Mariano Merino y su esposa Alicia

Mariano Merino ha SIDO SALVADO POR Cristo el 9 de julio de 1987, y guiado en los primeros pasos de su vida cristiana por Marcos A. y bautizado por inmersión en diciembre del mismo año, por el Pastor Luis Aspres.

En 1992 se unió en matrimonio a su amada esposa Alicia. Dios le ha dado la gracia de criar a través de la enseñanza y la amonestación del Señor a tres preciosos hijos: Matías, Belén y Ezequiel.

El Pr Mariano nos dice: “¡Me asombra pensar, hasta el día de hoy, que el mismo Dios que debería condenarme por causa de mi pecado es el que me ha salvado por medio del sacrificio de su amado Hijo, Jesucristo! ¡Me maravilla creer que Dios me ha buscado cuando yo no le buscaba, que me amó cuando yo no le amaba, que me reconcilió con él cuando era su enemigo, que me adoptó cuando era hijo de ira, y que ha sido bueno para con este malvado! ¡Sublime gracia del Señor que a un vil pecador salvó!”

Es así que desde el día en que fue salvado por Cristo, Dios comenzó a grabar en él la ineludible convicción que dirigiría el resto de su vida cristiana, nos dice: “He sido salvado para amar y servir”

Desde el principio de su etapa espiritual tuvo la convicción del llamado de Dios al pastorado.

En todos esos años Dios le dio la oportunidad y el privilegio de tomar experiencia en la mayoría de los ministerios de nuestra iglesia local, al lado de hombres y mujeres que Dios ha usado para pulir su vida a través de sus enseñanzas, exhortaciones y consejos.

Más tarde, en una charla con el misionero Don Ivor Greenslade, comprendió que la meta de Dios para todos sus Obreros es que lleguen a “Usar bien la palabra de verdad”. Fue así que decidió ingresar al Instituto Bíblico de la iglesia local, cursando cada materia que se dictaba, desde el año 1989 hasta 1995.

El primer día del mes de Octubre del año 1998, uno de los misioneros Fundadores de nuestra Iglesia, Don Jaime Evans, le preguntó si estaba dispuesto a “dejar las redes laborales” para dedicarse a tiempo completo al ministerio Pastoral. A partir de allí, fue examinado teológicamente por un concilio de pastores, aprobado en una asamblea de miembros y encomendado por la Iglesia en un una reunión especial en la cual, junto al Pastor Dardo Leandi, se les impuso las manos como señal de apoyo y compañerismo.

Así fue que en el mes de febrero de 1998 comenzó a servir al Señor y a los santos como Pastor Asistente en la Iglesia del Señor en Carapachay al lado del misionero Jaime Evans y el Pr Dardo.

En el año 2003, fue elegido por la congregación como Pastor Principal de la Iglesia.

Finalizando nos dice: “Desde entonces, y a pesar de nuestros errores, nos mantenemos aprendiendo, creciendo, predicando la Palabra y pastoreando a las ovejas del Señor, sostenidos por la asombrosa, inmerecida y suficiente gracia de Dios sobre nuestras vidas.”

Información de contacto

Alfredo Guido 3468, Carapachay
Argentina.
info@ibmcarapachay.org.ar

Redes Sociales

Formulario de contacto