“Adornando la Sana Doctrina (Parte II)” Tito 2.3-5, Psr. Mariano Merino

“Predica el evangelio siempre y cuando puedas, usa también tus palabras” “El Ejemplo es el sermón mas Poderoso” ¡El matrimonio de “Piedad y Verdad” que Dios unió, no debe separarlo el Hombre! ¡En 1:1, Pablo le recuerda a Tito que fue llamado a predicar la VERDAD que produce PIEDAD! En Vs.5-9, mostró la Necesidad de elegir Pastores PIADOSOS y diestros en la predicación de la VERDAD. En Vs.10-16, desenmascaró a los Falsos Maestros, señalando la falta de VERDAD y PIEDAD que Manifiestan. En Cap.2, vemos que Tito debe enseñar a los Miembros Adultos (1-4) y Jóvenes (4-8) de la iglesia, como Adornar la VERDAD de Dios (10) mediante una vida PIADOSA ¡Porque cuando se Predica y Practica, la Doctrina se EMBELLECE! ¡PERO CUANDO SE PREDICA, PERO NO SE PRACTICA, LA SANA DOCTRINA ES DESHONRADA! (Vs.5)

¿Cómo podemos los miembros de la Iglesia ADORNAR la Sana Doctrina ante los ojos del mundo Incrédulo? 

I.PRECISAMOS MUJERES ADULTAS PIADOSAS. (2:3-4)

Ellas son REVERENTES en su PORTE. El término traducido “Porte” KATASTEMA alude la conducta cotidiana. La palabra “Reverente” HIEROPREPÉS, implica todo aquello que es apropiado para alguien que sirve a Dios.  ¡Se usaba para describir el tipo de conducta apropiado para los sacerdotes, levitas y demás líderes religiosos! ¡¡Tito debía enseñar a las hermanas Adultas, a ser modelos de una conducta digna de Dios y del Evangelio!!

A diferencia de los falsos maestros que profesan conocer a Dios pero con sus hechos lo niegan, las mujeres adultas del Señor, deben aseverar su profesión de fe a través de una conducta digna del evangelio de Cristo. Según 1.Ti.2:10: “Ellas deben ataviarse con buenas obras, como corresponde a las mujeres que profesan la piedad” La palabra “Ataviarse” KOSMEO, significa “Arreglar, poner en orden, embellecer” ¡Las mujeres que profesan piedad, adornan su vida con buenas obras! ¡La vestimenta adecuada de la Piedad son las Buenas obras! La mayoría de las Profesiones demandan una vestimenta adecuada. ¿Imaginan un policía dirigiendo el tránsito en musculosa y ojotas? ¿NO! ¿Un albañil revocando una pared de ladrillos con saco y corbata? ¡NO!  ¡Tampoco podemos concebir una dama que profese piedad, pero que se vista de ira, chismes y malas obras!

Esto me recuerda a Fil.1.27: ...Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo...”. La palabra Digno” (AXIOS “De igual peso”) tiene en su uso cultural, el significado de “Equilibrar la balanza” ¡De un lado de la Balanza debemos poner la VERDAD del Mensaje y del otro, la PIEDAD de la MENSAJERA!

Ej. Recientemente tuve la oportunidad de hablar con una joven que me dijo: “Pastor, rechacé a Cristo por muchos años, por causa de mi madre” ¿Cómo es eso? “ella tiene muchos cargos en la Iglesia, pero era muy mala con nosotros en casa”

Ellas NO son “CALUMNIADORAS” La Palabra traducida “Calumniadoras” es DIABOLOS. ¿Les suena familiar? ¡Para adornar la doctrina de Dios las adultas no deben comportarse como Diablas propagando calumnias! “Calumniar” es arruinar la Reputación de una persona utilizando información falsa. ¡Esa es la obra del Diablo!

En Ap.12.10 al Diablo se le describe como “El acusador de nuestros hermanos, el que los acusa delante de nuestro Dios, día y de noche” ¡¡Cuando calumniamos a los santos de Dios, nos parecemos mucho al Diablo!! Ninguna mujer en la iglesia debe calumniar. ¡Menos aún las que sirven o son esposas de un siervo! En 1.T.3.11 vemos que las damas que ministran deben “Ser honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo”

El Chismoso es una persona que DIVULGA la CALUMNIA. “Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas” (Pr.18.8) Sus palabras son atractivas como helado de Dulce de Leche, porque a nuestra naturaleza caída le gusta escuchar chismes. ¡El problema es que “Penetran hasta lo más íntimo y llegan a ser parte de nosotros! ¡Nos ensucia la mente y el corazón! ¿¿Cómo restaurar sus efectos??

Ilustración: si rompo una hoja de papel y luego quiero volver a unir todos los pedazos, puedo pegarlos, puedo plancharlarlos... ¡¡Pero nunca más será la misma!!

¡El tema es que hoy, la Calumnia no sólo se Propaga a través de comentarios, sino de las Computadoras! Parece que hemos asumido que la calumnia SOLO es pecaminosa cuando se propaga con palabras pero no tanto, cuando se esparce por medio de Internet! ¡Pero la calumnia es Diabólica, se de en la iglesia o en Internet!

¿Saben porqué todavía EXISTEN calumniadores en las Iglesias? ¡Porque hay gente que traga sus Palabras! ¿Saben porqué aún existen calumniadores en Internet? ¡Porque aún hay gente que les da su “ME GUSTA”!

Deben ministrar como MAESTRAS del BIEN. La palabra traducida “Maestras del bien” KALODIDASKALOS, es una referencia a personas que instruyen a otras, a vivir para todo aquello que es noble, excelente y SANO. Las adultas deben ser maestras de todo aquello que es bueno y beneficioso para las jóvenes, enseñando materias como: “Amando a sus hijos I y II” “Acompañando al marido I, II y III” “Cuidando su Casa I, II y III”

La palabra “Enseñen” en vs.4, SOPHRONIZO, significa “Hacer sana la mente” “Devolver el juicio a la mente” ¡Las hermanas adultas deben aclarar las mentes confundidas de las hermanas jóvenes que no saben como amar a sus esposos e hijos! Hay al menos 2 problemas con esto:

  • Las ADULTAS pueden Rehuir de sus Responsabilidades ministeriales.
  • Las JOVENES pueden pensar que las adultas no pueden entender las complejidades de la vida moderna. ¡Oremos para que la brecha generacional no destruya este ministerio!

¡¡No hay nada más saludable en la Iglesia que el contar con adultas piadosas y consejeras de las jovencitas!! Que bueno es poder decir: “¿Te cuesta acompañar a tu marido? Te recomiendo que hables con tal hermana” ¿Te cuesta amar a tus hijos traviesos o ser una buena ama de casa? ¡Te recomiendo que hables con Fulana! ¿Te casaste recientemente y estás decepcionada y no sabes que hacer? ¡Por favor, habla con Mengana! ¿Capacitación? ¡Los Años de andar con el Señor, estudiar su Palabra, amar a su marido y cuidar de su casa!

  • ADULTAS: ¿Están cumpliendo su ministerio? ¿Se han acercado a las esposas jóvenes? ¿Cuándo lo harán?
  • JOVENES: ¿Serán humildes como para dejarse enseñar? ¿Buscarán el consejo de las Adultas Piadosas?

II.PRECISAMOS HERMANAS JOVENES PIADOSAS. (2:4-5)

¿Cómo pueden las JOVENES de la Iglesia Adornar la Doctrina de Dios ante los ojos del mundo Incrédulo?

1.Las jóvenes Deben Aprender a AMAR a Sus MARIDOS. La palabra traducida “Amar a sus maridos” PHILOANDROS, significa “Ser amantes de sus maridos” No importa si son creyentes o no. Deben amarlos. El amor no se basa en la dignidad, dones, dinero o belleza física del cónyuge sino en la obediencia al Señor.

Es sorprendente notar que las mujeres adultas deban enseñarle a las jóvenes a amar a sus maridos. ¿No se supone que las recién casadas aman a sus maridos con mayor intensidad que las damas casadas por años? ¡Pero Pablo no habla del amor Pasional o sentimental, que aunque válido en el matrimonio, fluctúa como corcho en el agua! ¡Él habla del amor de compañerismo y compromiso, el cual crece y madura con los años!

Podemos definir la palabra “Phileo” como un Compromiso con el Compañerismo. ¿Acaso no se trata de eso? “El Matrimonio es un PACTO de amor y compañerismo con el cónyuge, que se realiza delante de Dios y de muchos testigos” ¡¡El día que te casaste, hiciste un PACTO de compañerismo de por vida con tú Esposo!! Por eso, en Pr.2.17 al esposo se le llama “Compañero de la juventud” La esposa es “Amiga” en Cant.4:1 y  “Compañera de la juventud y Mujer del Pacto” en Mal.2:14. En Gn.2.23: “Ella es Carne de tu carne y hueso de tus huesos” ¡¡De hecho en un sentido etimológico, la palabra “Cónyuge” significa “Compañero de yugo”!!

¡Así que cuando lo acompañas a tu esposo lo estas amando! ¡Amar implica ser la UNICA amiga INTIMA de tu esposo!  ¡Ahora deben ser una sola carne en la cama, en la educación de los hijos, en la administración del dinero, en la relación con los parientes, las salidas con amigos, en la toma de decisiones, en las responsabilidades, en el esparcimiento y la diversión, en las oraciones, en el servicio al Señor y en los propósitos que le des la familia!

¡Noten que Pablo dice que se aprende a Amar! ¡Las emociones amorosas siguen a las decisiones amorosas! ¡Porque para Dios, el AMOR al CÓNYUGE NO ES SÓLO un SENTIMIENTO, SINO un COMPORTAMIENTO! ¡Dios ha derramado su amor en el corazón de la esposa creyente! ¡Ahora tiene la capacidad de amar a su marido! ¡¡Ya no es esclava de sus Emociones!! ¡¡Ahora puede decidir acompañar a su marido por siempre!! ¡¡La Esposa creyente, imitando a Cristo, PUEDE negarse a sí misma para no negarle la amistad a su esposo!!

¡¡Pero el mundo presenta el amor como un Accidente o algo fuera de control!! ¡¡Así como llegó, se puede IR!! “No siento nada por él” “Me enamoré de otro” “No sé que me pasa, no siento lo que sentía antes” “No lo amo”. ¡El problema es que las jóvenes tienen mayor influencia de este Mundo Malvado, que de las Maestras del bien de la iglesia! ¡Forman un concepto del amor basado en Hollywood, Internet, novelas o amigas incrédulas!

¡Las adultas deben enseñar a las jóvenes el principio de que las Emociones Amorosas siguen las Decisiones Amorosas! ¡Deben enseñarles como compartir la vida con sus maridos! ¡Ellas lo han hecho por muchos años! ¡Contrario a la opinión popular, el amor que se edifica y nutre diariamente no es Artificial, sino real, bíblico y duradero! ¡Pero los romances espontáneos y explosivos son los que demuestran ser artificiales y pasajeros!

2.Las jóvenes deben aprender a AMAR a sus HIJOS. La palabra traducida “Amar a sus hijos” PHILOTEKNOS, significa “Ser amantes de sus Hijos” No importa si estos son creyentes o no, biológicos o adoptados, calmos o terribles. El amor no se basa en la dignidad, dones, belleza o salud de los hijos, sino en la obediencia al Señor. Para Dios, el amor de las madres hacia sus hijos, no es un Sentimiento sino un Comportamiento. ¡La madre cristiana debe negarse a sí misma para NO Negar el cuidado, el amor y la educación a sus hijos!

¿Es necesario enseñar a las madres jóvenes a amar a sus hijos? ¡Si! Asumimos que todas las madres aman a todos sus hijos. ¡Pero esto no es cierto! En tiempos del NT, si una madre no quería a su hijo, simplemente lo abandonaba. Siglos más tarde, las madres aristócratas se negaban a dar el pecho a sus bebés. Ni bien nacían, se les buscaba una Nodriza que les amamantase y criase. ¡Casi ni tenían contacto con sus hijos!

Hoy en día, es común ver a las madres jóvenes priorizando su carrera, dinero y “realización personal” por encima de la educación amorosa de sus hijos. ¡En algunos países, las parejas jóvenes no quieren tener hijos, porque los consideran como un estorbo al esparcimiento, la economía o el desarrollo personal de sus padres! Otras, enfrentan la maternidad como una gran tragedia para su estética, diversión y horas de descanso, más que como una gran bendición de Dios. “Herencia de Jehová son los hijos. Cosa de estima el fruto del vientre” (Sal.127:3 )

Para la gran mayoría de las madres, es Natural amar a sus Hijos. ¡Es Natural, pero no siempre es Espiritual! “Amo tanto a mis hijos que me es imposible disciplinarlos y ponerles límites” ¡Lo entrenas para el desastre! “Amo tanto a mis hijos que no puedo atender a mi esposo” ¡Programas tu divorcio cuando vuelen del nido!

Las adultas deben enseñar a las jóvenes a Amar a sus hijos con sabiduría. Ellas Deben aprender a leer y conversar la Biblia con ellos. A orar, a Disciplinarlos, a ayudarles a estudiar, trabajar y a responsabilizarse. 

3.Las esposas jóvenes deben ser PRUDENTES. La palabra traducida “Prudentes” SOPHRON, significa “Mente moderada o Cabeza bajo Control” Aquel que es Prudente, esta al control de su mente. Tiene dominio Propio. ¡Si la mente de una esposa joven está confundida, o controlada por sus impulsos, o emociones, Imaginen la clase de consejos que les dará a sus hijos, el tipo de decisiones que tomará en la administración del hogar, y el trato que le dará a su esposo! ¡Ejercerá violencia física o verbal o psicológica sobre sus hijos, malgastará los recursos de la familia en sus sueños y excentricidades, y avasallará y menospreciará a su pobre marido! ¡Pero si la mente de la joven está controlada por la Palabra de Dios, Criará a sus hijos en el temor de Dios, administrará los bienes de la familia con sabiduría, y será la gran amiga y compañera de lucha de su marido! Jóvenes, escuchen a Dios: “La mujer sabia edifica su casa; más la necia, con sus manos la derriba” (Pr.14.1)

4.Las jóvenes deben aprender a ser CASTAS. La palabra traducida “Castas” HAGNOS, significa “Pura, limpia” En este contexto se refiere a la pureza sexual y a la fidelidad conyugal ¡No es una pureza y fidelidad obligada!  ¡Para el creyente, la Felicidad está asociada con la santidad! ¡La Castidad y la fidelidad engendran Felicidad! Según 1 Timoteo 2.9 ellas deben: “Ataviarse de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad”. La esposa piadosa llama la atención por su “Pudor y Modestia”, más que por sus peinados, vestidos o joyas.

Por años las damas de las iglesias han discutido y enfrentado por el tema de la ropa. ¿Pollera o pantalón? Pero Más que una PRENDA, la Biblia enfatiza un PRINCIPIO: “Vístanse en forma decorosa” Usen ropa que adorne y embellezca vuestra fe y que le de paz a sus maridos. ¡Las adultas deben hablar de estas cosas!   Joven esposa del Señor: ¡No podrás ser SENSUAL y ESPIRITUAL a la vez! ¡Das gloria a Dios con tú Pureza!

5.CUIDADOSAS DE SUS CASAS. La palabra traducida “Cuidadosas de sus casas” OIKOERGOS, significa “Trabajadoras del hogar” Ser “Ama de casa” no es una deshonra o frustración, sino un Ministerio. La esposa joven del siglo XXI, debe asumir que la voluntad de Dios para su vida, es la buena administración del hogar.

¡¡La enseñanza central del texto, es que la mujer joven del Señor debe hacer de su hogar una PRIORIDAD!! ¿Una madre joven, puede trabajar fuera de casa? ¡Claro que sí! Siempre y cuando no deje de criar a sus hijos en el temor de Dios, de acompañar en una dulce sumisión a su marido y de administrar con sabiduría el hogar ¡El problema es que hay quienes parecen más interesadas en su diploma o sueldo, que en la vida espiritual de sus hijos! ¡O más interesadas en su “Realización personal”, que en su dedicación a la voluntad de Dios! ¡No deben ver el Hogar como una Prisión donde están encerradas, sino como una oportunidad de Ministerio!

Luego de exhortar a las casadas a estar sujetas, a los maridos a ser amorosos, a los hijos a ser obedientes, a los padres a no desalentar a sus hijos, y a los empleados a ser obedientes y honestos, Pablo anima a todos a cumplir sus roles: “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor, servís” (Col.3.23)

Este texto nos llama a Simplificar las Motivaciones. ¡Haré todo mi trabajo en casa, como un servicio a Cristo! ¡Esta visión Cristo céntrica de la vida, nos motiva a realizar con gozo aún aquellas tareas que son rutinarias, pesadas, no remuneradas o mal retribuidas! ¡Ellas pueden criar hijos, acompañar al marido, lavar la ropa, hacer las compras, sacar la basura, limpiar la casa y aún cocinar, como un ministerio de amor para el Señor!

6.Deben aprender a ser BUENAS. La palabra traducida “Buenas” AGATHOS, significa “Bondadosas, amables” Las esposas jóvenes no deben ser Iracundas, Peleadoras o Conflictivas, sino amables para con su familia. Los trabajos domésticos pueden llegar a ser rutinarios, agotadores y aburridos. La mujer puede llegar a sentirse atada a su marido, cansada de sus hijos y frustrada con sus tareas. Estas frustraciones pueden traducirse en un trato airado e injusto para con sus HIJOS, y en un espíritu quejumbroso hacia su MARIDO. ¡Dios quiere que las esposas jóvenes sean buenas y amables! En vez de repeler a su marido e hijos con sus gritos y quejas, ella debe, a través del trato amoroso, hacer del hogar un lugar de refugio donde quieran estar.

LUTERO: “Que la mujer trabaje para que el marido quiera regresar pronto a su hogar. Que el hombre trabaje para que ella desee que él vuelva pronto del trabajo al hogar” ¡Una esposa joven frustrada, precisa Consejo!  

7.Deben estar SUJETAS a sus MARIDOS. La Palabra “Sujetas” significa “colocarse bajo una autoridad”. El mandato no se basa en el VALOR personal sino en la obediencia al ROL que Dios les ha dado en la vida. 

Ej. Dios Padre no es superior a Dios Hijo. Ambos son eternos, omnipotentes y soberanos. Sin embargo, para poder salvarnos, el Hijo asumió un ROL SUBORDINADO a la voluntad de su Padre hasta la muerte de cruz.

De la misma manera, para que el hogar funcione y pueda glorificar a Dios, la esposa debe asumir un rol subordinado a su marido. Hombre y Mujer son iguales en VALOR pero Distintos en el ROL que deben asumir. ¡¡La mujer piadosa se sujetará a su marido con gozo, porque sabe que de esa manera agrada a su Señor!! ¡¡Debes mirar la sujeción a tu marido como un ACTO VOLUNTARIO DE ADORACIÓN AL SEÑOR!! Tienes que aprender a mirar más allá del rostro, los gestos, las limitaciones o los defectos de tu pobre marido. Debes aprender a mirar el rostro sonriente de tu Señor. ¡¡Verás que si a ÉL le agrada, pronto te agradará a ti!!

CIERRE Y APLICACIÓN:

¿PARA QUÉ SEGUIR ESTOS MANDAMIENTOS? “…para que la palabra de Dios no sea blasfemada”

La palabra traducida “Blasfemada” significa “Difamada o deshonrada” ¡Nuestra conducta puede deshonrar la Biblia! Tenemos un propósito más alto que el de tener un hogar feliz; ¡Es el de glorificar a Dios honrando su Palabra!

¡Así, Muchos esposos han rechazado a Cristo y su palabra por causa de la conducta de una esposa cristiana desamorada e irrespetuosa que descuida a sus hijos y hogares por las actividades de la iglesia! ¡Muchas esposas han rechazado al Señor y su palabra, por causa de un esposo cristiano áspero y desamorado! ¡¡Muchos jefes han rechazado a Cristo por la conducta irresponsable o desleal de un empleado cristiano!! ¡Muchos trabajadores se han burlado del evangelio por causa de un compañero de trabajo creyente que tiene doble vida! ¡Muchos padres han rechazado el Evangelio, por causa de un hijo cristiano que es desobediente o vago! ¡Muchos vecinos se mofan de la iglesia por causa de una vecina creyente que es malhumorada y sensual! 

Si hoy luego de escuchar la Palabra de Dios dices: “Lo he arruinado todo. No puedo reparar el daño. Tengo tanto para cambiar. ¿Por dónde empiezo?” ¡Debes comenzar por Dios! “El que encubre su pecado no prosperará; más el que lo confiesa y se aparta, alcanzará misericordia” (P.28.13)

  1. Tapas, escondes, disfrazas tu pecado. Dios te promete: ¡No prosperarás!
  2. Confiesas tu pecado, te arrepientes y te vuelves a Dios. Dios te promete: ¡Alcanzarás Misericordia!

Información de contacto

Alfredo Guido 3468, Carapachay
Argentina.
Tel.: +54 921988655 info@ibmcarapachay.org.ar

Redes Sociales

Contacto

Nombre y Apellido
Teléfono
Email
Ciudad
Consulta