“¿Cómo tratar con Gracia a los demás?” Tito 3:3-8, Psr. Mariano Merino

Se dice que el predicador inglés, George Whitefield, al ver un criminal que llevaban a la horca dijo: “Ese, sino fuera por la gracia de Dios, sería yo” ¡¡Aquél que haya experimentado gracia, mirará con gracia a los Demás!

En 3:1-2 vimos que Tito debía recordar a los santos como tratar con respeto a las autoridades y con amabilidad y mansedumbre a sus vecinos incrédulos por impíos y malos que sean. ¿Por qué tratar bien a los malvados? ¡Porque éramos iguales que ellos y a pesar de eso, Dios nos trató con Gracia! “Debemos recordar lo que éramos sin Cristo (Vs.3) lo que somos por Gracia (Vs.4-7) y lo que debemos hacer en el Mundo (Vs.8)”

I. DEBEMOS RECORDAR LO QUE ÉRAMOS SIN EL SEÑOR. (Vs.3)

La conjunción “Porque” GAR, explica la razón por la cual debemos ser sumisos a las autoridades (Vs.1) y amables y mansos con todos los Hombres por impíos que sean (Vs.2) ¡Porque éramos SEMEJANTES a ellos!

1. Antes de ser salvos éramos INSENSATOS. “Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos” 

La palabra “Insensatos” ANOETOS, significa “Sin conocimiento” ¡Éramos ignorantes de la Palabra de Dios! ¡¡no nos importaban las cosas de Dios, las considerábamos locura, o simplemente, no las entendíamos!!

No era un Problema Intelectual sino espiritual. En 1.Co.2.14: “El hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios porque para él son locura, y no las puede entender porque se han de discernir espiritualmente”.

El hombre “Natural” es aquel que es controlado por su naturaleza caída. El hombre “Espiritual” es aquél que es habitado por el Espíritu Santo. La incapacidad del hombre “Natural” para entender la Biblia entonces, NO ES debida a un retraso madurativo o incapacidad intelectual, sino a la ausencia del “Espíritu Santo” en su vida. ¡Porque a menos que uno haya nacido del Espíritu Santo y sea iluminado y enseñado por él, la Biblia será algo extraño para él! Juan Calvino dijo: “Las palabras de Dios nunca podrán echar raíces en el corazón del hombre hasta que sean selladas por la obra de convicción del Espíritu Santo” ¡El hombre natural está cegado, no puede VER ni Amar a Cristo!

Ej. Una mañana recibí en la oficina pastoral a un muchacho que me preguntó: Pastor, ¿Por qué leo la Biblia y no la entiendo? No es que no quiero entenderla, Intento, pero ¡No la entiendo y me aburre! Juntos leímos este mismo texto y le dije: Examínate; O estás lejos de tu Padre y eres un desobediente o Dios nunca fue tu Padre ¡Una semana más tarde este joven me contó que el Señor le había salvado! ¡Hoy enseña la Biblia a los demás!

2. Antes de Cristo éramos REBELDES. “Porque nosotros también éramos en otro tiempo…rebeldes”

La palabra “Rebeldes” APEITHES, significa “No obediente” ¡Desobedientes a la autoridad Divina y humana! ¡Éramos rebeldes a la autoridad de Dios y su Palabra y a la de nuestros Padres, Pastores, Maestros y Jefes! ¡Somos rebeldes por naturaleza! ¡Las leyes y reglas pueden contener la conducta, pero no cambiar el corazón! ¡La gente escucha más la voz de su pecado, que la voz de Dios expresada en su Conciencia o en su Palabra!

Ej. Un papá no tiene que enseñarles a sus hijos como desobedecer, porque ellos lo hacen en forma natural. De la misma manera, no hay que enseñarle a un empleado como desobedecer al jefe, o a un alumno como desobedecer al profesor, o a un necio como desobedecer el consejo de los sabios, porque eso les es natural.

3. Antes de Cristo éramos EXTRAVIADOS. “Porque nosotros también éramos en otro tiempo…extraviados”

El verbo traducido “Extraviados” PLANAO, en voz pasiva significa “Ser engañados, errantes, inducidos al error” ¡Éramos como ovejas sin pastor, fáciles de engañar y, en consecuencia, de desviarnos del camino correcto! ¡Creíamos saberlo todo! ¡Pero estábamos engañados por el diablo, o los falsos maestros, o nuestro corazón!

En Mt. 24:4-5 Jesús nos advierte en cuanto al engaño religioso: “Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán” ¿Notaron el argumento del engaño? “Yo soy el Cristo” Cristo significa “Ungido” No dirán: “Soy Jesús” Sino que se llamarán a si mismos “Los Ungidos”.

En la sociedad posmoderna, el engaño suele ser intelectual (Ateísmo, evolucionismo, deconstruccionismo). Y en el plano religioso, se presenta como una “Espiritualidad sin Dios”.

En Pr.14:12 Dios advierte: “Hay camino que al hombre le parece derecho, pero su fin es camino de muerte”

4. Sin Cristo éramos ESCLAVOS del PECADO. “… esclavos de concupiscencias y deleites diversos”

La Palabra Concupiscencias” se refiere a los DESEOS malvados y “Deleites” a la satisfacción real de estos. ¡Antes de ser salvados, éramos esclavos del pecado, dedicados a satisfacer nuestros deseos pecaminosos! Aunque elegíamos pecar, no teníamos ni el deseo, ni la capacidad de hacer otra cosa que practicar el pecado. ¡Por eso, tanto en forma VOLUNTARIA como INEVITABLE, vivíamos como ESCLAVOS de nuestras Pasiones!

¡Jesús dijo que éramos esclavos del Pecado!: “De cierto de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado” (Jn.8:34) ¡El hombre no es libre para obedecer a Dios, ni para apartarse de su Pecado! Porque lejos de “Vivir como quiere” el hombre “Vive como su pecado quiere” ¡SU voluntad ama SU PECADO!

Sócrates dijo:¿Cómo puedes decir que un hombre es libre, siendo que es un pobre esclavo de sus pasiones?”

5. Sin Cristo VIVÍAMOS en MALICIA. “Porque nosotros también éramos… viviendo en malicia y envidias”

La palabra traducida “Malicia” KAKÍA, apunta al mundo interior del hombre. Es la maldad oculta en el corazón. Es el mal que va por dentro. Se traduce en forma de malos pensamientos, malos deseos y mala motivación. ¡Vivíamos deseando cosas malas, pensando en cosas malas, mirando cosas malas y haciendo malas obras!

He aprendido Algo: “Buenas Obras no es sinónimo de un Buen Corazón” ¡Uno Puede dar dinero a los pobres, hacer un servicio en la Iglesia, cantar alabanzas y ser un malvado envidioso o un resentido social por dentro!

6. Sin Cristo éramos ENVIDIOSOS. ¡Debemos ser amables para con los Envidiosos, porque éramos iguales!

La palabra traducida “Envidias” PHTHONOS, describe el sentimiento de disgusto producido al ver el bienestar ajeno. La Envidia es cruel y muy PELIGROSA: “La envidia, según Gn.37.11, lanzó a José dentro de la cisterna; según 1.Sa.18:9, hizo que Saúl persiguiera y quisiera dar muerte a David; según Mt.27:18, fue la causante de que los religiosos judíos quisieran crucificar a Jesucristo y según Hech.5.17, provocó la persecución de los cristianos”.

¡La envidia CONSUME el mundo interior de su Poseedor! En Job 5.2: “Al codicioso lo consume la envidia” ¡He visto muchas personas envidiosas en mi vida; Pero nunca he visto una persona envidiosa que viva en Paz!

7. Sin Cristo éramos ODIOSOS. nosotros también éramos… aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros” 

La palabra “Aborrecibles” STYGETOS, significa “Odiosos” El odio es uno de los frutos naturales de la Envidia. ¡Qué cuadro patético de las relaciones humanas! ¡El odioso, por naturaleza, odia, y es odiado por los demás!

Piensen: ¿Cuántos hijos odian a sus padres? ¿Cuántos padres que odian a sus hijos? ¡Los vecinos se odian! ¿Cuántos alumnos odian a sus profesores? ¿Y profesores a sus alumnos? ¿Cuántos Amigos llegan a odiarse? ¿Cuántas parejas que ayer hicieron un pacto de compañerismo delante de Dios, ahora se odian y usan a los hijos como trofeos de guerra? ¿Cuántas peleas, demandas judiciales y homicidios serán producto del odio?

Quizás, aquellos que han nacido en hogares religiosos piensen: “Yo Nunca he vivido de ESA manera” ¡Quiero decirte que fue su gracia la que te ha impedido cruzar el límite para no caer en el precipicio del pecado! ¡Y no olvides que todos nacemos bajo pecado, que no hay justo ni aún uno, y que estamos destituidos de Dios!

Ej. Una vez escuché a mi hijo contando su testimonio de salvación. El dijo: “Antes vivía en el pecado, consumí drogas, robé, practiqué la inmoralidad y fui un hombre violento, hasta que a los SEIS AÑOS Cristo me salvó”. Obviamente estaba siendo irónico. Lo que quería decir es que a pesar de haber nacido en una familia cristiana y ser “moralmente correcto” a los ojos de los hombres, él era un gran pecador que merecía la ira de Dios pero Dios en su Gracia lo había salvado.

¡Debemos ser amables con los necios, rebeldes, odiosos y malos, porque estábamos tan perdidos como ellos!

II. DEBEMOS RECORDAR LO QUE SOMOS POR LA GRACIA DE DIOS. (Vs.4-7)

La conjunción “Pero” DÉ, marca un gran contraste entre lo que éramos sin Cristo y lo que somos por su gracia. ¡La única razón por la cual somos diferentes a los incrédulos, es la gracia de Dios y no nuestra pobre Piedad!

1. Salvados por la BONDAD DE DIOS. “Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador”

La palabra “Bondad” CHRESTOTES, implica una disposición bondadosa que se expresa en actos de bondad.  Es la Bondad que se Ve. ¡Nuestra salvación del pecado e infierno, se gesta en el corazón bondadoso de Dios!

El verbo traducido “Manifestó” EPIPHAINO significa “Apareció, se hizo evidente” ¡Dios nos mostró su Bondad!  ¡Dios siempre ha sido Bueno! En el Sal.100:5 “Jehová es bueno” y en 119:168: “Bueno eres tú, y bienhechor”. ¡Pero la Cruz de Cristo es la manifestación suprema de su bondad! ¡Porque aunque en su Justicia, Dios debe condenarnos, en su bondad para con los hombres decidió salvarnos, condenando a su Hijo en nuestro lugar!

¿A qué clase de personas Dios les muestra su Bondad? ¡A las del Vs.3! ¡Dios fue BUENO con los MALOS! ¿Saben para qué nos salvó? Entre otras razones…Ef.2:7 “para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús” ¿Saben? Al ver pecadores como los del Vs.3 en la gloria, serafines, querubines, arcángeles, ángeles y nosotros diremos: ¡WOW, DIOS ES BUENO!

2. Salvados por el AMOR DE DIOS “Pero cuando se manifestó… su amor para con los hombres”

¡Dios siempre ha sido Amoroso! A su pueblo infiel y descarriado le dijo: “Yo os amaré de pura gracia” (Os.14.4) ¡Pero el amor y la bondad de Dios para con los pecadores se hicieron Visibles en la cruz de Cristo!

En Ro.5.8 leemos: “Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aun pecadores, Cristo murió por nosotros”. La frase Amor para con los hombres” traduce una palabra griega de la que surge nuestro término “Filantropía”. ¡Dios ama al hombre! ¿No está airado con él? ¡Sí! ¡Pero la buena nueva, es que Dios ama a sus enemigos!  ¡Y es de entre sus enemigos, que Dios elige a su Pueblo! En Col.1.21: “Y a vosotros también que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado” ¡Glorioso!

Aquí, vemos que Dios “Manifestó” su bondad y Amor para salvar al hombre. En 2:11 Dios “Manifestó” su gracia para salvación de los hombres. En 1:3, Dios “Manifestó” la Palabra del evangelio para salvar a los Pecadores. ¡Para salvar a los pecadores del Infierno, Dios hizo visibles su gracia, bondad y amor en Cristo y su Palabra!

3. Fuimos Salvados por la MISERICORDIA de DIOS y NO POR MERITOS PROPIOS. (Vs.5.a)

La expresión: “No por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho” evidencia que la salvación no es un DIPLOMA al MÉRITO del HOMBRE sino un DON proveniente del corazón MISERICORDIOSO de DIOS.

La partícula negativa “No” OU, se usa para expresar una negación absoluta. “Jamás, de ninguna manera” ¡Dios nos salvó, pero de ninguna manera, jamás, esto ha sido por causa de nuestras buenas obras!

De hecho, la palabra “Misericordia” es Compasión en acción. Misericordia es Pasar la Miseria por el Corazón. Nuestra “Miseria” ya ha sido descrita en el v.3. Dios se compadeció de los insensatos, rebeldes, esclavos, engañados, malvados, envidiosos y resentidos, al enviar a su Hijo al mundo a Morir en lugar de ellos.

¡Nadie es más bueno, amoroso y misericordioso que Dios! ¡Condenó a su Hijo para salvar a sus Enemigos!

4. Salvados por el lavamiento de la REGENERACIÓN. (Vs.5.b) “por el lavamiento de la regeneración”

La palabra Regeneración” significa “Recibir nueva vida o nacer de nuevo”. El hombre nace muerto en sus Pecados, imposibilitado de amar a Dios. Pero cuando cree en Cristo, Dios le da vida para que le ame de todo Corazón. En 1.Jn 5:1 se nos asegura que: “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios”

¿Qué instrumento usa Dios para regenerarnos? ¡Su Palabra! En 1.Pe.1:23 se nos recuerda que hemos sido “Renacidos no de simiente corruptible sino incorruptible, por la Palabra de Dios que vive y permanece siempre”. En el nuevo nacimiento, Dios siembra en el corazón humano la semilla de vida espiritual que inevitablemente dará el asombroso fruto de nuevos deseos para amar a los hermanos y buscar la santidad y la gloria de Dios.

En 1.Jn.2:29: “Si sabéis que él es justo, sabed también que todo aquel que hace justicia es nacido de él” y en 1.Jn.5:1 Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo es nacido de Dios; y todo aquel que ama al Padre, ama al que ha nacido de El” ¡¡Sabremos que alguien ha sido Regenerado porque ama a Dios y vive en Santidad!!

La palabra Lavamiento” significa “Limpieza total” ¡Cuando fuimos Regenerados, fuimos LAVADOS del pecado! ¡Necesitábamos NACER de NUEVO, porque espiritualmente hablando, estábamos muertos en pecados!  ¡Necesitábamos ser LAVADOS, porque espiritualmente hablando, estábamos sucios y en descomposición!

Ej: ¿Observaron un parto alguna vez? ¿Cómo sale el bebé del vientre de su mamá? ¡Sucio y ensangrentado! Así también, cuando creímos, se produjo un parto espiritual. ¡¡Dios nos dio Vida y nos limpió de todo pecado!!

6. Salvos por la RENOVACIÓN del Espíritu Santo (Vs.5.c-6) “y por la renovación en el Espíritu Santo…”

La palabra traducida “Renovación” ANAKAINO, significa “Hacer nuevo”, “Renovar” ¿Qué significa esto? Algunos ven aquí la santificación progresiva. Respeto eso. Pero creo que ambas acciones del Espíritu Santo (Regeneración y Renovación) dependen del tiempo de la frase verbal “Nos salvó” Acción puntual en el pasado. Creo que aquí la salvación es vista como una “renovación” en el sentido de que el Espíritu Santo crea un hombre nuevo en nosotros. ¡El Espíritu Santo No MEJORA al viejo Mariano, sino que CREA un nuevo Mariano para su gloria! En 2.Co.5.17 leemos: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es” ¡NUEVA, NO MEJORADA!

7. Salvos por JESUCRISTO. “...por Jesucristo nuestro Salvador...” 

¡Todo esto es posible gracias a Cristo! Si en el plan de redención, Cristo se hubiese limitado a expiar nuestro pecado, seríamos personas perdonadas, pero iguales que antes, tan sujetas al dominio de la carne y tan propensas a caer en tentación como antes. ¡Pero Cristo ha enviado su Espíritu Santo el cual nos capacita para tener victoria sobre el Control del pecado!

La frase “El cual derramó en nosotros abundantemente” nos muestra que el Espíritu Santo no nos santifica desde el cielo. ¡El MORA en nosotros! En 1.Co.3.16: “¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?”  ¡Esta es una poderosa verdad santificadora! ¡Compartimos la vida con el Espíritu Santo de Dios!

8. Fuimos Justificados por GRACIA. (Vs.7.a) “Para que justificados por su gracia”

La justificación, según Grudem: “Es el acto LEGAL mediante el cual Dios nos DECLARA justos al imputar la justicia de Cristo a nuestro favor”. ¡¡En la justificación, Dios nos declara “Legalmente absueltos” y nos da una posición legal correcta ante Él!! Esto NO significa “Que somos Inocentes” sino “Que Dios nos declara justos en Cristo”. ¡Para hacer posible la justificación, Dios IMPUTA la justicia de Cristo a nuestra cuenta y los pecados nuestros en el cuerpo de su Hijo! ¡No lo merecemos, ni lo pedimos, no lo buscamos, no lo compramos, pero lo disfrutamos! ¡Dios es rico gracia!

Ej: ¡¡Salvos por gracia!! Si contraigo una deuda exorbitante con alguien y no puedo cancelarla, debo ir a prisión. ¡Pero si alguien paga esa deuda por mí, aunque yo no lo merezca, (Gracia) seré legalmente libre de toda condena! ¡Porque ya no tengo una deuda con nadie! ¡Yo no la pagué sino Cristo! ¡Por gracia soy salvo!

9. Somos Herederos de la Vida Eterna. (Vs.7) “Viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna” El concepto “Vida eterna” es una referencia a la Divinidad de vida, más que a la DURACIÓN de la Vida. Por eso, el NT se refiere a la Vida Eterna tanto a una posesión PRESENTE como a una esperanza FUTURA.

Jesús: “El que creen en mi TIENE vida eterna” (6.47) ¡La salvación trae nueva vida! ¡La vida de Dios en mí! ¡Pero a la vez, esperamos la Vida eterna en su Forma Final, cuando ya estemos en su presencia con cuerpos glorificados sin pecado, enfermedad, llanto, dolor y muerte! ¡La herencia No es sólo una Esperanza futura, sino una realidad presente. ¡Somos herederos de la vida eterna, pero en Esperanza, no en Posesión actual todavía!

¡La vida eterna es disfrutar de la vida de Dios! ¡Todas las gracias del evangelio tiene el fin de llevarnos a Dios! Recibimos el perdón para que el pecado no nos mantenga alejados de Dios. Fuimos reconciliados para que la enemistad con Dios no nos impida la amistad con él. Fuimos justificados para que él pueda adoptarnos en su familia. Fuimos redimidos de la esclavitud al pecado para que podamos servirle de todo corazón. ¡Gracias!

Para no Resentirnos con los incrédulos debemos recordar lo que éramos sin Cristo, lo que somos por su gracia

III. DEBEMOS RECORDAR NUESTRA MISIÓN EN EL MUNDO. (Vs.8)

¡Tito debe insistir en estas cosas porque la Teología correcta Produce frutos de consagración en los creyentes!

A quienes son salvos por gracia: “Procuren ocuparse en buenas obras” ¿Qué tipo de obras? “Las que son buenas y útiles a los hombres” ¡Las “buenas obras” son las que hacemos con el fin de Embellecer el Evangelio ante los hombres, con la esperanza de que Dios sea glorificado y ellos salvados! Esto es útil y bueno para los hombres. ¿Por? ¡¡Porque el evangelio trae Vida, luz, gozo, paz y perdón, donde había muerte, tinieblas, tristeza, temor y culpa!! ¡El evangelio tiene el poder de hacer que los enemigos de Dios se vuelvan sus hijos! ¡Que los muertos en pecado tengan vida espiritual y disfruten de Dios! ¡Qué los condenados, sean justificados! ¡Que los hijos del diablo sean Hijos herederos de Dios! ¡Que los que merecen el infierno reciban su amor, bondad y misericordia!

¡Debemos Embellecer el Evangelio con la Verdad que Predicamos y con la Piedad que Practicamos! (2:10) ¡La Verdad y la Piedad son las dos Patas del Enchufe que encienden la Luz del evangelio ante los hombres! “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a Dios” (Mt.5.16) Que la gente pueda decir para Gloria de Dios: “El pastor de esa iglesia es distinto, no va tras el dinero”, “La gente no es Hipócrita, vive sus creencias de verdad, son honestos y buenos compañeros en sus trabajos, facultades, vecindarios”, “Ellos no roban, aman a sus cónyuges e hijos no se ríen de la maldad”

  • Debemos orar por los perdidos (1.Ti.2:1).
  • Debemos orar por obreros que les lleven el evangelio (Mt.9.36).
  • Debemos predicar el Evangelio (Mt.28.19-20) y luego bautizar e instruir a los convertidos (Mt.28.19-20).
  • Debemos Capacitar hermanos en la Palabra. (2.Ti.2.2; 3.16).
  • Debemos Enviar misioneros (Ro.10.15)

¿Por qué? ¡Porque que Dios ha sido bueno con los malvados, odiosos, envidiosos, ignorantes y extraviados!

Información de contacto

Alfredo Guido 3468, Carapachay
Argentina.
Tel.: +54 921988655 info@ibmcarapachay.org.ar

Redes Sociales

Contacto

Nombre y Apellido
Teléfono
Email
Ciudad
Consulta