¿Dónde está Cristo cuándo su Iglesia Sufre o Duerme? Apocalipsis 1.9-20, Psr. Mariano Merino

Cuando Juan escribe este libro, Domiciano, el sangriento perseguidor de los cristianos, era el emperador de turno. Juan estaba desterrado en Patmos. El resto de los apóstoles muertos. Las iglesias estaban perdiendo su primer amor, tolerando el pecado, haciendo concesiones con el mundo, perdiendo poder y oportunidades. ¡Por eso, la primera visión que Juan recibe describe el ministerio del Señor glorificado para con sus iglesias! ¡A pesar del aparente silencio en los cielos, el Señor Jesucristo no ha abandonado a sus siervos e iglesias! ¡Este libro fue revelado para Consolar a las Iglesias Perseguidas, y para Confrontar a las Iglesias Dormidas, mostrando el triunfo de la soberanía del Señor por sobre todas las cosas! ¡Todo termina con Cristo en gloria! 

Veremos las Circunstancias (V.9-11) El Contenido (V.12-16) y las Consecuencias (V.17-20) de la 1er Visión.

I. LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA VISIÓN. (Vs.9-11)

“Copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino…” (V.9.a) Juan se identifica con sus hermanos sufrientes.

Tiene 3 cosas en común con sus lectores:

  1. Es perseguido por la fe.
  2. Pertenece al reino, a la comunidad de redimidos sobre la cual Cristo reina.
  3. Muestra Resistencia y perseverancia en los tiempos difíciles. 

¡¡Como ciudadanos del reino, debemos asumir que enfrentaremos oposición por parte de quienes no lo son!!

La “paciencia” es la capacidad sobrenatural dada por el Espíritu Santo de resistir con gozo y perseverancia bajo el peso del dolor. ¡Esta paciencia no sólo nos capacita para aguantar, sino para adorar al Señor y amar a los santos!

Por eso, según Heb.10.32-34, ¡Debemos mostrarnos compañeros de aquellos que están siendo perseguidos!

  • Siglo I: “Por una parte, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo; y por otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante; porque de los presos también compadecisteis”
  • Siglo XXI: ¿Oramos por la iglesia perseguida de hoy? ¿Podríamos escribirles cartas de aliento y orar por ellos?

 “…estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo” (V.9.b) Patmos es una pequeña isla rocosa situada al sur de la Turquía actual. Debido a su situación geográfica y a su topografía, el gobierno romano la utilizaba como un lugar ideal en el cual desterrar a los presos políticos.

¿Por qué causa desterraron a un anciano? “por causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo” ¡El único delito de Juan fue su Fidelidad a la predicación de la Palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo! Este cuadro parecía pintar, a simple vista, una derrota espiritual y un triunfo de Satanás sobre la obra de Dios. ¡Pero en su soberanía, el Señor usó la soledad y el dolor de su siervo en la Isla, para darle este libro a la iglesia!

Cuando decimos que Dios es soberano, afirmamos su derecho a gobernar el universo, que ha hecho para su gloria, según le plazca. El es el alfarero y el universo el barro. ¡El moldea el barro para su gloria y deleite! Dios no está sujeto a norma, ni ley alguna, fuera de su voluntad y carácter. Dios obra como y cuando quiere. Su voluntad para Juan fue envejecer en la Isla de Patmos, para Pedro morir crucificado, para David morir de viejo, para Elías ser arrebatado, Pablo ser ejecutado, para Esteban morir apedreado. ¡Lázaro morir 2 veces!

¡Confiar en la soberanía de Dios no nos dará TODAS las respuestas a nuestro sufrimiento! Pero sí nos dará la esperanza de saber que él está obrando para su gloria, nuestro bien, o el bien de los demás aún cuando hace cosas que son confusas, inesperadas o muy diferentes de las que hace en la vida de otros hermanos!

Vs.10: Juan recibe la visión, un día domingo, (“En el día del Señor”) ¡Quizás extrañaba los cultos en Éfeso! Juan recibió la visión bajo el control del E.S (“En el Espíritu”) quien le capacitó para percibir su mensaje.

Vs.11: Juan recibe el encargo urgente de Escribir en un rollo, las visiones y enviárselas a las siete iglesias.

II. EL CONTENIDO DE LA VISIÓN. (Vs.12-16)

Juan escribe en este párrafo, todo aquello que vio y experimentó en la primera de las visiones de Apocalipsis

1. Cristo está PRESENTE en su IGLESIA. “Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo y vuelto, vi siete candeleros de oro”. Juan observó siete candeleros de oro que según el vs.20 representan a las siete iglesias.

En medio de los candeleros Juan ve la figura de un hombre. “y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre” (Vs.13) “Hijo del Hombre” Es un título Mesiánico que aparece por primera vez en Dn.7.13 identificando a aquél a quien Dios Padre, el Anciano de días, le entrega “dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran” ¡Este soberano Hijo del hombre, es Jesucristo!

¡La posición Céntrica del Hijo del Hombre entre los candeleros, denota la presencia de Cristo entre su pueblo! ¡¡Cristo nos prometió su presencia!! “Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mt.28.20).

¡El dolor de la iglesia perseguida se mitiga, al ver que, según Ap.21.4, aquél mismo Rey Soberano que en su reino eterno, enjugará toda lágrima de los ojos de sus súbditos, está presente en medio de su pueblo HOY!

2. CRISTO INTERCEDE por su IGLESIA (V.13) vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro” El historiador Josefo, describió las vestiduras de los sacerdotes… “Llevaban una túnica larga que les llegaba hasta los pies, y en el pecho, un cinto bordado con colores y flores entrelazados en oro” (Comparar con Ex.28 y Lv.16) ¡Evidentemente, la Ropa describe a Cristo en su función de Sumo Sacerdote de su Pueblo!

¡Qué consuelo habrá sido para la iglesia perseguida recordar que su Sacerdote vive intercediendo por ella! Nuestro Sumo sacerdote Jesús, según Heb.7.25, “puede salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” Y “es poderoso para socorrer a los que son tentados” (2.18)

Los destinatarios de la carta a los Hebreos eran perseguidos y presionados a NEGAR su fe. En Heb.4.16 se les dice: “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” ¡Cristo intercede por su iglesia! ¡La sostiene! ¡La hace perseverar y la invita a entrar en su presencia confiada, para hallar misericordia cuando peque, y gracia para poder terminar bien la carrera! 

3. CRISTO SANTIFICA LA IGLESIA. (Vs.14-15) Su cabeza, sus ojos y pies enfatizan la santificación de la iglesia.

SU CABEZA:Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve” (Vs.14a). El color de su cabeza y de sus cabellos representa la pureza. Isa.1:18si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana”. Esto significa que Cristo es juez Santo y justo, Incorruptible. ¡Él es el Dios Santo, hecho hombre!

SUS OJOS: “…sus ojos como llama de fuego” (Vs.14b) Este es el símbolo del ojo santo que todo lo ve. En Heb.4:13 leemos: “Y no hay cosa que no sea manifiesta en su presencia; antes bien, todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquél a quién tenemos que dar cuentas” ¡Todo pasa frente sus ojos!

Es una mirada que no se conforma con las apariencias. Penetra el interior de las personas hasta discernir sus motivos y pasiones. De allí la advertencia de Pablo en 1.Co.4.5: “No juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas y manifestará las intenciones de los corazones y entonces, cada uno recibirá su alabanza de Dios” ¡Su ojo puede discernir las intenciones!

Por ejemplo, a la iglesia tolerante al pecado en Tiatira, Jesús se le presenta como “el que tiene ojos como llama de fuego” (2.18) y allí se enfatiza que: “Él es quien escudriña la mente y el corazón” (2.23) ¡Delante de sus ojos, se pone en evidencia el verdadero carácter de los miembros que están sentados en los bancos de las iglesias! ¡Dios es especialista en Sacar a la luz lo que el hombre quiere tapar en las tinieblas!

SUS PIES: “y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno…” (Vs.15). Los monarcas en los tiempos antiguos se sentaban en tronos altos, de modo que los que eran juzgados, siempre estarían bajo los pies de ellos. Los pies de un rey vinieron a ser símbolos de conquista y autoridad. ¡Los pies describen al Señor como viniendo a Disciplinar el pecado tolerado u oculto de sus amadas Iglesias!

En 1.Pe.4.17: “Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios” Y en 1.Co.11:31-32: “Si nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo” ¡El Cristo que Condenará al mundo, Castiga su iglesia! ¿Por qué lo hace? En Heb.12.6: “Porque el Señor, al que ama disciplina y azota a todo el que recibe por Hijo”

4. CRISTO HABLA CON AUTORIDAD A LA IGLESIA. “y su voz como estruendo de muchas aguas” (Vs.15.). Su voz sobresale por encima de todas las demás voces del planeta como el ruido de una poderosa catarata. Si uno le preguntara a aquellos hermanos que tuvieron el privilegio de conocer las cataratas del Iguazú te dirán: “No puedes hablar, sólo callar”.

El símil habla de una voz de autoridad soberana. ¡Cristo obra con el poder de su Palabra en la iglesia! ¡Su palabra fue poderosa para:

  • Crear (“Y dijo Dios…” Ge.1:3)
  • Salvar (“La fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios” Ro.10.17)
  • Santificar (“Santifícalos en tu verdad, tu palabra es verdad” Jn.17.17).
  • Condenar a los impíos (“Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles” Mt.25.41)
  • Confrontar y consolar a sus Iglesias (“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” He.4.12)

5. CRISTO SOSTIENE A LOS SIERVOS DE LA IGLESIA. “Tenía en su diestra siete estrellas…” (Vs.16a). Las siete estrellas según vs.20 son los siete ángeles o mensajeros de la Palabra de Dios en las siete iglesias.

La palabra “Ángel” significa “Mensajero” No puede referirse a seres angelicales porque estos no pecan, no tienen necesidad de arrepentirse y tampoco pueden cambiar el rumbo de las decisiones de las iglesias. (2.1)

La “diestra” en la Biblia representa la mano del poder y autoridad. La imagen es la de una mano que se cierra. ¡El gran Señor mantiene un tierno cuidado y una protección constante sobre la vida de sus mensajeros! “No temas, porque yo estoy contigo; (…) siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Is.41:10). La palabra “Sustentar” significa “Tomar fuertemente de la mano”. “Isaías, yo siempre te llevaré de la mano”. Su diestra nos levantará cuando caigamos o tropecemos a causa de nuestras torpezas, errores y pecados.

6. CRISTO PELEA por SU IGLESIA. …de su boca salía una espada aguda de dos filos…” (Vs.16b). No se trata de una espada corta, defensiva, sino de una espada de combate, usada en la ofensiva militar. La espada de dos filos, es una metáfora usada en las Escrituras para señalar el poder de la Palabra de Dios. En Heb.4.12 leemos: “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que espada de dos filos”

Los “DOS FILOS” aluden a su doble propósito de condenar y corregir a unos y de santificar la vida de otros. En 2.12, Jesús se presenta a la iglesia mundana en Pérgamo como “El que tiene la espada aguda de dos filos”. Con un filo, la Biblia desenmascara a los falsos maestros que siembran doctrinas impuras en la iglesia y con el otro filo, quebranta el corazón de los creyentes fríos, que viven tolerando el mundo y pecado en su Iglesia.

Amados, si ESCUCHAMOS Y APLICAMOS SU PALABRA, CRISTO PROTEGERA NUESTRA IGLESIA.

Las mentiras serán desenmascaradas. Los lobos se irán porque no les gusta el alimento para las ovejas. Los incrédulos elegidos se salvarán. Los hermanos humildes serán edificados. Las familias se fortalecerán. Los jóvenes formarán hogares espirituales. Los caídos serán restaurados. Los pecados serán confesados. Los malos hábitos serán confrontados y abandonados. Las relaciones serán puras. Las ovejas heridas serán consoladas. El conocimiento de Dios será nuestro mayor deleite. Y sobre todo esto: ¡Cristo será glorificado!

7. CRISTO ES HONRADO EN LA IGLESIA. “y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza”. En realidad, Juan no se refiere sólo al Rostro de Cristo en particular, sino a la Persona de Cristo en general. Dice Juan que el aspecto del Señor era glorioso, luminoso, resplandeciente, semejante al sol del mediodía.

En su primera venida, el profeta dijo que los hombres vieron a Jesús “sin atractivo”, “Fue menospreciado” (Is.53) ¡Su rostro glorioso estuvo velado por su humanidad! ¡Pero ahora, ya resucitado y glorificado, aparece como el sol del mediodía, sin velo, en el resplandor de toda su gloria! En Ef.3.21 dice: ¡A él sea gloria en la Iglesia!

De la Visión de Jesús pasamos a la Misión de Juan. Él debía escribir estas cosas a las 7 iglesias de Asia.

II. LAS CONSECUENCIAS DE LA VISIÓN. (Vs.17-20)

“Cuando le vi, caí como muerto a sus pies y él puso su diestra sobre mi diciéndome: No temas…” (Vs.17.a)

1. EL TEMOR era una norma en todos los que experimentaron visiones del cielo. Isaías exclamó: “Ay de mi que soy muerto” (6.5) ¿Cómo reacciona el Señor? NO le dice: “Juan, eres un miserable, arrástrate y come polvo” ¡Jesús toca a Juan y le habla! ¡La “diestra” del Señor y la frase “No temas” traen consuelo al corazón de Juan! ¡La mano de la Soberanía y la Omnipotencia, se hace mano de Amor, Aliento y Consuelo para con su Siervo! ¡La mano que sostiene el universo, sustenta las iglesias y fue crucificada, ahora levanta al aterrado discípulo!

Siempre me he preguntado: ¿Qué será lo primero que haga el Señor cuando yo le vea cara a cara? Creo que la respuesta es clara: ¡¡Lo primero que hará es consolarnos y poner su diestra sobre nosotros!! ¡Nos hará saber que hay paz entre nosotros! ¡Que él ya nos ha aceptado! ¡Que todo está bien entre nosotros!

2. LA PAZ.

1er Razón por la cual no debemos temer: “No temas; yo soy el primero y el último” (Vs.17.b) ¡No temas! ¡Soy ETERNO! Esto expresa la deidad de Cristo en el atributo incomunicable de su ETERNIDAD. Cristo no tuvo principio ni tendrá fin. Él No llegó a existir en Belén, porque es “el Primero”; ni dejó de existir en la cruz, porque es “el Postrero” ¡¡El trasciende el tiempo, el espacio y la creación de todas los seres y cosas!!

 “Yo soy el primero” Yo estuve siempre presente en el dolor de mi pueblo. Yo estuve con José en la cárcel. Con Elías en su depresión. Con Jeremías en el pozo. Con Pablo en prisión. ¡¡Y estaré contigo en tu Dolor!! Yo soy el postrero” Cuando pasen la aflicción y el dolor, cuando mueran tus perseguidores, aun estaré allí. ¡Después de tu muerte, Yo estaré contigo! ¡Cristo siempre estará allí, con su esposa!

2da Razón: “Y el que vivo, y estuve muerto; más he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. (Vs.18) ¡No temas! ¡Soy Tú SALVADOR! En Jn.10.17-18 dijo: “Yo pongo mi vida para volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo de mi mismo, la pongo. Tengo poder para ponerla y tengo poder para volverla a tomar”

¡Cristo vivió la vida justa que jamás pudimos vivir! Y ¡Sufrió la muerte injusta que tú y yo merecíamos sufrir! ¡Cristo vivió 30 años demostrando su perfecta justicia! ¡El murió cancelando la deuda de nuestras injusticias! ¡Él resucitó para demostrar que puede Imputar su justicia a la cuenta de todo aquél que crea y se arrepienta!

Ilustración: Imagina que estás preso. Debes reunir 1 Millón de euros para tú fianza. Un día vas a revisar tu saldo, y en tu cuenta hay depositado 1 millón de Euros. ¡¡Así, Cristo deposita su justicia a la cuenta del que cree!!

3ra Razón para no temer: “Y tengo las llaves de la muerte y del Hades” (Vs.18) ¡No temas, soy SOBERANO! Las “Llaves” son un símbolo de autoridad, poder y dominio. La “Muerte” es la condición de separación entre el cuerpo y el alma. El “Hades” es el lugar donde van las almas de los muertos sin Cristo (20.13). ¡Cristo tiene autoridad para decidir quien muere, quien vive, quien va al cielo o al infierno! ¡El controla la vida y la muerte!

Por Ejemplo en la película “13 Guerreros” un grupo de personas estaban por ser atacados por una horda de bestias. El protagonista no podía dormir. Pero su compañero sí. Entonces le preguntó: ¿Cómo puedes dormir? “Nadie va a vivir ni morir un minuto más de lo que los dioses ordenen”. Obviamente fue un comentario totalmente pagano pero ilustra muy bien este punto ¡La soberanía de Cristo sobre la vida y la muerte, y el destino eterno de las almas, es la mejor almohada donde la Iglesia perseguida o sufrida puede recostar la cabeza y descansar! ¡Los creyentes NO Tememos la muerte! Jesús le dijo a sus discípulos “Porque yo vivo, vosotros también viviréis” (Jn.14.19) y en Jn.11.25, luego de resucitar a Lázaro: “Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí, aunque esté muerto vivirá”.

3. RESPONSABILIDAD. Juan debe sobreponerse porque “Debe Escribir el contenido de este Libro” (Vs.19)

El tiempo y modo del verbo traducido “Escribe” GRAPHO, demandan una acción URGENTE. “Juan, algunas de mis ovejas sufren, otras duermen, otras han perdido el 1er amor, otras toleran el pecado, ¡Escríbeles!”

En V.11 la orden se repite: “Escribe en un libro lo que ves y envíalo a las siete iglesias que están en Asia”. Las 7 iglesias fueron escogidas porque se ubicaban en ciudades estratégicas para esparcir la Palabra de Dios. Formaban como un círculo interno de localización y por ende, un circuito de comunicación rápida y eficaz ¡En este texto veo un Dios amoroso, que quiere que su Palabra poderosa llegue pronto a su pueblo sufriente! ¡¡Porque la Palabra de Dios es Poderosa para calmar, consolar, sostener y orientar a los siervos que sufren!!

En V.20: “El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias”

¡La Palabra interpreta la Palabra! Y Cristo explica este misterio. Las siete estrellas son los siete mensajeros o pastores de las iglesias. Los siete candeleros son o representan a las siete iglesias mencionadas en V.9. ¡Qué bendición! ¡Las iglesias y sus dirigentes, a pesar de todos sus problemas, fallas, miserias espirituales, carencias doctrinales y pecados, están siendo sustentadas por la mano omnipotente del Señor del universo! ¡No habrá dificultad insuperable, ni problema de pecado que no tenga su solución en arrepentimiento y fe! ¡No habrá situación desesperante! ¡Porque la mano omnipotente del que dijo “Edificaré mi iglesia”, la sostiene!

CIERRE Y REFLEXIÓN FINAL

¿Dónde está Cristo cuando la Iglesia sufre, o duerme, o peca, o pierde su primer amor, o se envanece? ¡Pastoreando a su Pueblo con su Presencia, Palabra, Promesas y Poder!

  • Llamando a sus ovejas al arrepentimiento y la restauración del primer amor (Éfeso).
  • Consolando a los perseguidos (Esmirna).
  • Llamando al arrepentimiento a las iglesias que hacen concesiones con el mundo y el error doctrinal (Pérgamo, Tiatira).
  • Llamando a las Iglesias muertas a volver a la Palabra y el poder del Espíritu (Sardis).
  • Alentando a las iglesias fieles a la palabra a aprovechar las puertas que el Señor les abre para hacer misiones y esparcir la Palabra (Filadelfia).
  • Llamando a los soberbios a la comunión con él (Laodicea).

Información de contacto

Alfredo Guido 3468, Carapachay
Argentina.
Tel.: +54 921988655 info@ibmcarapachay.org.ar

Redes Sociales

Contacto

Nombre y Apellido
Teléfono
Email
Ciudad
Consulta