"Éfeso, la Iglesia que pronto dejará de alumbrar" Apocalipsis 2:1-7, Psr. Mariano Merino

El Jesús resucitado seleccionó siete iglesias de Asia Menor y le entregó una breve carta a cada una de ellas. Las eligió teniendo en cuenta tanto sus fortalezas como debilidades, para que así sirvieran como modelos de instrucción o de advertencia a las Iglesias de todos los tiempos, en todo el mundo. ¡Nos parecemos a ellas!

La primera de estas cartas está dirigida a la Iglesia en Éfeso. Según Hechos 18 y 19, Pablo y Apolos fueron sus fundadores. Timoteo, más tarde, su pastor (1 Timoteo 1:3). La influencia misionera de esta iglesia fue relevante en el primer siglo. Creemos que fue la madre de las otras siete. ¡Porque a través del ministerio de Pablo en Éfeso y la formación de misioneros en la escuela de Tirano (Hechos 19:9), toda Asia menor escuchó el evangelio! (Hechos 19:10).

Cuando Jesús les envía esta carta, la iglesia contaba con unos 35 o 40 años de vida. Por fuera era la misma. Pero por dentro las cosas habían cambiado ¡Habían dejado su amor por Dios y por los demás! Aunque el amor de Dios siempre está presente en los cristianos (Romanos 5:5), puede fluctuar en su expresión por causa del pecado.

Por eso, Jesús se acerca y les advierte: “Si dejan de AMAR HOY, dejarán de ALUMBRAR MAÑANA”

 

I. LA ASAMBLEA. (Vs.1)

“Escribe al ángel...” No creo que esta sea una referencia a seres angelicales, porque estos no participan del liderazgo de la iglesia, no pueden tomar decisiones para mejorar su rumbo, ni tienen nada de qué arrepentirse. La palabra traducidaÁngel” significa “Mensajero”. Cuando Juan recibe el encargo de enviar este libro a las iglesias, estaba encerrado en Patmos, una isla carcelaria (cap. 1:9-11) Por tanto, tuvo que recurrir a la ayuda de algún “mensajero” de la iglesia para que llevara el rollo a destino. ¡El “Ángel” referido es el Pastor de la iglesia en Éfeso!

“En Éfeso”  Esta era la ciudad más importante de Asia Menor. Era el centro de adoración a Artemisa o Diana. Su templo era una de las 7 maravillas del mundo antiguo. Todas sus sacerdotisas, eran prostitutas rituales. El filósofo Heráclito declaró: “La moralidad del templo es peor que la de las bestias”. Además, Éfeso era un inmenso centro comercial, en especial, de objetos religiosos. En Hechos 19:24, Lucas nos cuenta que años atrás hubo un gran disturbio en la ciudad, porque el evangelio que predicaba Pablo “robaba clientes a las santerías” de Demetrio. Por Hechos 19:19, sabemos que la práctica de la magia era habitual: “muchos de los que habían practicado la magia, (y se convirtieron a Cristo) trajeron los libros y los quemaron delante de todos” ¡Por si fuera poco, los historiadores nos dicen que en la ciudad había un templo erigido para el culto al emperador!

El verbo traducido “Escribe” está en tiempo Aoristo, modo Imperativo; implica un llamado a la acción urgente. ¡Noten el amor de Cristo!

¡Mi pueblo sufre pero lo peor es que se ha vuelto superficial! ¡Ha dejado de amarme! ¡Juan escríbeles pronto!

II. EL AUTOR. (Vs.1b)

La visión de Apocalipsis 1:9-20 se propuso mostrar al Señor de la iglesia acercándose para consolar y/o confrontar a su grey. Por eso, Jesús se presenta a las Iglesias tomando diferentes aspectos del cuadro total de aquella visión.  ¡Algunos de estos cuadros sirven para Consolar a su iglesia sufrida, y otros para Confrontar a su iglesia dormida!

“El que tiene las siete estrellas en su diestra...” ¿Qué representan las estrellas? Son los siervos del Señor que hay en cada iglesia. (cap. 1:20). El verbo traducido “Tener” (Krateo) significa “Sostener fuerte”. Servir al Señor en medio del paganismo y del pecado era duro. ¡Pero este aspecto del Cristo de la visión consuela a la iglesia al mostrarle que él la sostiene!

“...El que anda en medio de los siete candeleros de oro...” ¿Qué representan estos siete candeleros? Los siete candeleros de oro son las siete iglesias (cap. 1:20). Esto nos muestra que Jesús desea que la iglesia haga que su luz brille en la oscuridad, donde él la ha colocado. ¡Esto significa que Jesús está presente con su Pueblo! Jesús, como “Pastor y Obispo de nuestras almas” (1 Pedro 2:25), camina en medio de su rebaño cuidando de él.

III. La APROBACIÖN. (Vs.2-3)

“Yo conozco tus obras”. El término “OIDA” sugiere un conocimiento pleno. Se usa en Apocalipsis 2:2, 9, 13, 19, 3:1, 8, 15. ¡El Señor conoce a todas sus iglesias locales e hijos individuales a la perfección! ¡Sabe quién está endurecido y quién está comprometido; quién le busca y quién no, quien ama y quien no, quién es convertido y quién No!

No era un problema de:

  • Pasividad: “obras... arduo trabajo...” La palabra KOPOS, denota un trabajo agotador. Oponerse a los malos, expulsar los falsos apóstoles, era un ministerio agotador. ¡Pero ellos se hicieron cargo!
  • Deserción: “Y Paciencia” La palabra significa: “permanecer bajo el peso del dolor”. La Iglesia permanecía fiel al Señor a pesar de los problemas, las personas difíciles y el entorno pagano.
  • Falta de Disciplina: “no puedes soportar a los malos...” ¿Quiénes eran los malos? Podría tratarse de los falsos apóstoles, los Nicolitas o los miembros impenitentes. ¡Pero no los toleraban!
  • Doctrinal: “...has probado (Examinado) a los que se dicen ser apóstoles y no lo son”. La iglesia del siglo I sufría la visita de falsos apóstoles que venían ostentando falsas cartas de recomendación. (2 Corintios 3:1) ¡Pero en Éfeso, los hermanos pudieron identificar y desaprobar a los Lobos vestidos de ovejas!
  • Tolerancia: “aborreces las obras de los Nicolaítas, las cuales yo también aborrezco” (vs. 6). Tenney dijo que la doctrina de este grupo: “Era un abuso de las doctrinas de la gracia y la libertad cristiana, que hacía concesiones con la Inmoralidad”. Clemente de Alejandría destacó: “Se entregaban al placer como animales”. Más allá de la identidad del grupo, ¡Lo elogiable es que la iglesia aborrecía las obras que el Señor aborrecía!
  • Inconstancia: “...y has tenido paciencia y has trabajado arduamente por (amor de) mi nombre y no has desmayado” ¡Ellos sufrieron por el nombre de Cristo! Frente al lema del culto al Emperador: “César es Señor”, los cristianos decían: “Cristo es Señor” ¡Soportaron pruebas y perseveraron por su nombre!

En Resumen: Era una iglesia activa en el ministerio, fiel en las pruebas, que disciplinaba el pecado, que defendía la sana doctrina y que había permanecido fiel al nombre del Señor. ¿No era la iglesia ideal?

IV. La AMONESTACIÓN. (Vs.4)

Con la conjunción de contraste traducida “Pero”, el Señor cambia la atmósfera de Alabanza hacia la Amonestación. ¿Por qué reprender a esta iglesia? ¡El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Dios mira el corazón!

“El verbo que usa Juan debería traducirse: “Has puesto a un lado”, es decir, ha dejado de ser lo más importante. Dios es amor. Las obras sin amor no agradan a Dios porque son opuestas a su naturaleza” (Pérez Millos)

Algunos piensan que el “primer amor” es el amor a Dios; para otros, es el amor para con los creyentes. ¡Pero una teología sana y bíblica del amor dice que es imposible amar a Dios sin amar todos los hermanos! Amar a Dios implica amar a sus hijos. 1 Juan 4:20 dice: “Si alguno dice: yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?”

¿Qué es el amor? El Ágape es la conquista sobrenatural sobre el egoísmo y la indiferencia natural. Se niega a sí mismo para no negar ayuda al otro. Muere para que otros vivan. Es parte del fruto del Espíritu Santo (Gálatas 5:22). ¡La manifestación de ese amor no obedece SOLO al esfuerzo del creyente, sino a la operación del Espíritu Santo! ¡¡El “Primer amor” entonces, no es producto de manufactura humana, sino de la obra del Espíritu Santo en el creyente!!“Tengo contra ti que has dejado tu primera amor” es “Tengo contra ti que has dejado de andar en el Espíritu” ¡El pecado es el de dejar de buscar al Señor, de ser guiados por el Espíritu Santo y, en consecuencia, de mostrar amor!

¡Unos 40 años atrás, cuando Pablo escribió su carta a esta iglesia, en Efesios 1:15-16, reconoció que ellos mostraban amor por todos los santos; y en Efesios 6:23-24 reconoció que amaban a Dios y al Señor Jesús con amor inalterable! ¡Parece que la generación actual, se dedicó a proteger la doctrina, echar a los falsos maestros, trabajar a full en el ministerio, y disciplinar el pecado, pero sin comunión con Cristo y sin amor por las personas, en general!

Cuando esto pasa, los dones se siguen usando, pero sin el fruto del amor que produce el Espíritu Santo. Y Pablo dijo que el uso de los dones sin amor, es como “un metal que resuena o címbalo que retiñe” (1 Corintios 13:1) ¡El ministerio sin amor es un ruido molesto tanto para el Señor como para los santos! ¡En vez de ser algo provechoso, se torna en algo Tedioso! El ministerio comienza a buscar la gloria del ministro y no la del Señor.

Cuando eso ocurre, la obra de Dios se hace desde la intelectualidad del hombre y no desde el poder divino; La doctrina de Dios alcanza mayor valor que el Dios de la doctrina, el Espíritu Santo es un tema para estudiar y no la persona Divina que nos debe guiar; la ortodoxia fría reemplaza a la espiritualidad genuina; las normas, formas, tradiciones, sistemas y liturgias reemplazan la libertad espiritual en la que el Espíritu Santo opera; la rutina Cristiana reemplaza la relación con Cristo. La obra de Cristo sustituye el amor al Cristo de la obra. El estudio de la Palabra suplanta la Aplicación de la Palabra. Se usa la Biblia para debatir, no para deleitarnos.

Amar a Dios implica que no hay cosa o persona en tú corazón, alma, mente, que llegues a amar más que a él. El primer mandamiento dice: “No tendrás dioses ajenos delante de mí”. En una sociedad politeísta, la gente ideaba dioses que suplieran sus distintas necesidades. “Dios de la lluvia, el sol” ¡Que Dios sea Suficiente!

Imaginen el cuadro: Querido, quiero decirte que te voy a cocinar ricas comidas, educar a tus hijos, planchar tu ropa y limpiar la casa siempre. ¡Pero también quiero que sepas que YA NO TE AMO! ¿Qué dirá ese hombre? Así, los hermanos hacían lo que tenían que hacer en la Iglesia de Cristo, ¡PERO SIN AMOR POR CRISTO!

V. El ACONSEJAMIENTO. (Vs. 5)

1) Hacer Memoria. (“...Recuerda por tanto de dónde has caído...”) Imperativo. ¡¡Dios nos manda Recordar!!

El adverbio que se traduce “Dónde” puede significar: “Por qué” o “cómo”. ¿Qué te ha pasado? ¿Por qué has dejado de amar?

El verbo traducido “Has caído” en tiempo Perfecto, implica que algo del pasado sigue afectando el presente. “Dejé de buscar la comunión con Cristo a través de su palabra y la oración, porque me ofendieron y estoy resentido, o me desilusionaron y estoy descreído, o me criticaron y estoy endurecido, o las pruebas de Dios me han dejado confundido, o me torné legalista y estoy ensoberbecido, o soy activista y estoy agotado”.

¿Recuerdas cuando la Palabra causaba un impacto en tu vida? ¿Cuando colocabas el despertador 1 hora más temprano a fin de estar a solas con Dios? ¿Cuando tenias gozo en las pruebas? ¿Recuerdas el gozo de Alabar de corazón? ¿El deleite de estar a solas con él? ¿La paz de buscar, hacer y seguir su voluntad?

2) Arrepentirse. ("...Arrepiéntete...”) ¡El tiempo Aoristo y el modo Imperativo demandan una acción Urgente! ¡Debían arrepentirse, porque dejar de amar al Señor con todo el corazón y la mente es un gran Pecado! ¡Pecado no es sólo adulterar, murmurar o mentir, sino también abandonar el amor al Señor y los santos!

La mejor definición de arrepentimiento que conozco es: “Volverse del Pecado a la comunión con el Padre” ¡Es girar en “U”! ¡Es abandonar el camino tedioso de la superficialidad, para retomar el del amor al Señor! “Arrepentimiento” (METANOIA) es un cambio de Mente. Pero la Biblia enseña que somos el producto de lo que pensamos. Por tanto, el cambio de Mente producirá un cambio radical de conducta. Ej. ¡Zaqueo devolvió el dinero mal habido! ¡Los Tesalonicenses abandonaron el culto a los ídolos muertos para servir al Dios vivo!

¡La esposa de Cristo en Éfeso debía confesar su pecado de adulterio y volver a hacer las cosas por amor!

3) Reacomodar las Prioridades. (“...y haz las primeras obras...”) La palabra traducida “Primeras” es la misma que aparece en vs.4: “Primer amor” ¡Haz las cosas más importantes! ¡Vuelve a Amar a Dios amando a los demás!

Si el pecado es hacer las cosas sin amor a Dios, el fruto de arrepentimiento es volver a hacer las cosas por amor de su nombre. “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús” (Colosenses 3:17) ¡Enseñar, exhortar, cantar la Palabra, limpiar el templo, preparar el sonido, las luces, dar una clase a los niños, visitar enfermos, alentar deprimidos, restaurar a los caídos, evangelizar al perdido, preparar un examen, hacer un trabajo tedioso, lavar la ropa, todo, debe ser hecho para la gloria de Dios!

Ej. En la Cocina de una mujer piadosa había un cartel que decía: “Aquí se adora al Señor cuatro veces al día”

VI. LA ADVERTENCIA. (Vs.5b)

ATENCIÓN: “...Pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, sino te hubieres arrepentido”

Según Apocalipsis 1:20, el candelero representa a la Iglesia. ¡Él anuncia una visita para disciplinar a su amada Iglesia! ¡No es una Posibilidad, sino una Realidad! Dios es fiel a toda su Palabra, aún a las promesas de disciplina. Noten que el texto no dice: “Vendré pronto y Destruiré tu candelero” sino “Quitaré tu candelero de su lugar”

IGLESIA: ¡¡Deja de AMAR a Cristo y a los Cristianos HOY, y dejarás de ALUMBRAR para su Gloria Mañana!! ¡Porque a los discípulos de Jesús se los identifica en el mundo, no por la doctrina que tienen, ni por la forma de culto que celebran, ni por el gobierno que adopten, sino por la relación de amor de unos para con otros! En Juan 13:35 dice: “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros”

¡A menos que haya amor verdadero, el candelabro tiene que ser retirado porque ha perdido la capacidad de alumbrar en el mundo! ¡Pero cuando el mundo vea hermanos que se aman, que muestran compasión por la sociedad; cuando vea cónyuges que se aman, y aman a sus hijos, será atraído a la Fuente de ese amor!¡Muchas iglesias tienen sana doctrina y orden de culto, pero no alumbran al mundo en tinieblas porque sus miembros o son incrédulos religiosos y no pueden amar, o son creyentes que ahogan la obra del Espíritu Santo impidiendo la manifestación del amor! ¡Si no hay amor, el Espíritu Santo que lo produce y promueve no está obrando! Pero la frase “Si no te hubieres arrepentido” comunica Esperanza. ¡Si bien la falta de arrepentimiento acarrea la disciplina del Señor, el humilde quebrantamiento resucitará el deleite de la iglesia por el Señor!

¡Noten el gran amor de Cristo por su esposa fría y egoísta! ¡Le llama a volver a la luna de miel!

VII. El ALIENTO. (Vs.7)

Al que venciere...” La frase no se refiere a los que alcanzan un nivel de espiritualidad superior, sino a todos los cristianos. ¡Ellos no son vencedores por sí mismos, sino por la fe que los vincula con aquél que es más que vencedor! “¿Quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?” (1 Juan 5:5) Una canción de Marcos Vidal dice así: “Y no fue mi propio esfuerzo lo que me hizo ver la luz, fue su sangre derramada en la cruz”. En Apocalipsis 12:11 a los santos se les describe como aquellos “que han vencido (al diablo) por medio de la sangre del cordero”

¡La promesa es para los que han sido salvados por Cristo y, por ende, guardan sus obras hasta el fin! (Apocalipsis 2:26)

“Le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios...” El “Árbol de la vida” simboliza la vida eterna. Estaba situado en el huerto del Edén. Por eso, cuando el hombre pecó, Dios le prohibió el acceso a este árbol ¿Por qué? ¡Porque el hombre no fue creado para vivir en Pecado por siempre!

La Palabra “Paraíso” es una referencia al cielo. En Lucas 23:43, Jesús le dijo al ladrón arrepentido:"Hoy estarás conmigo en el paraíso”. La promesa describe la vida feliz que tendrán los creyentes con Cristo en un nuevo cielo y una nueva tierra. Salmos 16.11: “En tu presencia hay plenitud de gozo, delicias a tu diestra para siempre” ¿Es una promesa futura o presente? ¡Ambas! ¡Es una promesa que apunta al futuro y que afecta el presente! La vida eterna más que con la Duración de la vida, tiene que ver con el Dador de la Vida. La vida eterna es la vida de Dios infundida en el alma muerta del pecador que, arrepentido de su pecado, confía en el Señor. Es tanto una posesión presente (Juan 6:47: El que cree en mí, tiene vida eterna) como un bien que espera su  manifestación en el futuro (Apocalipsis 21:3: “He aquí, el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos”)

¡La expresión traducida “Le daré” expresa que esto es una decisión del Señor, y por tanto, una expresión de su gracia! ¡La motivación más grande para amar a Cristo y a los demás, son sus misericordias! ¡El mismo Dios que debería matarnos por nuestro pecado, es el que quiere compartir la eternidad con nosotros! ¡El mismo Dios al cual dejamos de amar, es el que nos asegura que nunca va a dejarnos de amar!

VIII. LA APLICACIÓN (Vs. 7b)

¡La palabra que allí se traduce “Oiga” está en tiempo Presente, enseñándonos que el Espíritu Santo constantemente nos está llamando a recordar, arrepentirnos y volver a hacer las primeras obras, aquellas que hacíamos por amor de su nombre!

¡¡Si hemos dejado nuestro primer amor por Cristo es porque hemos comenzado a amar a alguien o algo más!! En Santiago 4:4-6 leemos: “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? ¿O pensáis que la escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente? Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes” ¡Mi corazón está lleno de deseos que compiten por el amor de mi corazón! Si me controlan, estos me llevan a cometer adulterio espiritual, amando a algo o a alguien más que al Señor, a quien le he prometido mi amor. ¡Pero el Espíritu Santo es celoso! ¡Dios nos ama demasiado como para dejar espacio en nuestros corazones para otros amores! ¡Él se opondrá a estos amantes que prometen felicidad, no porque nos odia, sino porque nos cela! ¡Él no se detendrá hasta tomar el control de TODA tu vida! ¡El no está dispuesto a compartir tu vida con otros! ¡Pero el Dios celoso es un Dios de GRACIA! ¡La gracia de Dios nos da el poder para decir no a los amantes! ¡Su celo por nuestros corazones no es una Amenaza, sino la única esperanza para ganar la batalla del amor!

¡Humillémonos! ¡Ponte en pie y oremos! Dios, Perdón, he permitido que otros amores compitan con el tuyo. ¡He caído en adulterio espiritual! Ya no oro, ni medito en la Palabra, ni te alabo de corazón como lo hacía antes. Ya no amo a mis hermanos. Ya no me preocupa mi pureza, crecimiento espiritual, ni el de mi familia, Ya no me gozo en las pruebas, ni en tu presencia, ni en ser usado para la salvación o la restauración de almas.

Y como lo hizo con el rebelde Israel: “Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia” (Oseas 14:4)

Información de contacto

Alfredo Guido 3468, Carapachay
Argentina.
Tel.: +54 921988655 info@ibmcarapachay.org.ar

Redes Sociales

Contacto

Nombre y Apellido
Teléfono
Email
Ciudad
Consulta